martes, 31 de enero de 2017

Confusión de confusiones, José de la Vega

Confusión de confusiones, link al libro:
https://www.researchgate.net/publication/301806781_Confusion_de_confusiones_de_Jose_de_la_Vega_con_notas_aclaratorias

http://culturareviu.com/confusion-de-confusiones/

Confusión de confusiones: diálogos curiosos entre un philosopho agudo, un mercader discreto, y un accionista erudito, describiendo el negocio de las acciones, su origen, su ethimologia, su realidad, su juego, y su enredo 
Ámsterdam, 1688
Ediciones modernas: Madrid, Sociedad de Estudios y Publicaciones, 1958; Valencia: Saetabis, 1977; Macanaz; Valladolid, Maxtor, 2009.
Hay numerosos archivos de la obra en internet, total o parcial.

Una joya del siglo XVI, redescubierta a comienzos del siglo XX.
Es el primer libro que explica las transacciones y la especulación con acciones, que constituye en realidad una fina sátira con anécdotas además de las descripciones y análisis de aspectos psicológicos de los operadores. Fue publicado en Amsterdam en 1688, escrito en español. Fue escrita por José Penso de la Vega, escritor y comerciante judío, publicada en el año de 1688.

Joseph Penso de la Vega Passariño, que firmaba sus escrito en idioma español como Joseph de la Vega  nación en Espejo, Provincia de Córdoba (España), en 1650 y murió en Ámsterdam el 13 de noviembre de 1692. Su actividad literaria fue intensa, paralela a la actividad comercial que desarrolló en el contexto familiar en Holanda.

Otros LINKs sobre el libro:

http://cashflow88.com/decisiones/de_la_Vega_Confusion_de_confusiones_Parte_1.pdf
Texto con estudio sobre el autor, su tiempo y selección de párrafos y diálogos del libro original.


Por qué el nombre de “Bolsa”... según de la Vega
“De la segunda classe es la Bolsa que toma como los peripatéticos el nombre de los effectos; y queriendo dezir la palabra Bolsa cuero en griego, hay muchos accionistas que quedan en cueros en esta Bolsa.
Llamaron los antiguos Bolsa á Cartago por el engaño que traçaron los Fenicios á los Africanos, pidiéndoles todo el sitio que pudiessen ocupar con el cuero de un buey; y con mucha razon deve llamarse Bolsa este lugar por los engaños que machinan algunos accionistas en este sitio, antes si por el que lleva doblada intencion en lo que propone, pregona el adagio castellano que tiene bolsillos en el coraçon, bien escarmentados viven los sinceros de los que llevan á esta Bolsa estos bolsillos.El modo con que se effetuan las partidas es tan ridículo como el juego, pues si en Levante se ajustan á cabeçadas, aqui se ajustan á palmadas y á golpes. Mas ay dolor! que aspirando muchos á la palma que las palmadas les prometen, lloran los golpes con que la fortuna los abate.”


Incluye la clásica reflexión:
"Para mejor inteligencia de este asombro, debeis advertir que tratan de este negocio tres clases de personas, unos como príncipes; otros como mercaderes, y los ultimos como jugadores". Los principes son “los inversionistas ricos que no venden, y cobran comodamente sus rentas”. Los "mercaderes", por su parte, actuan procurando "cubrirse" con ganancia pequeña pero segura. Mientras que "Los terceros, como jugadores, han procurado hacerse terceros de sus aumentos, inventando unas ruedas en que han solicitado establecerse las de sus Fortunas. ¡Oh, que terceros! ¡Oh, que orden! No fue mas intrincado el laberinto de Creta que el de sus designios, porque aun de aquel salio un Teseo con el hilo de Ariadna, y de este hay muchos que no han podido salir sino con el hilo de la vida: no es mas delicado un hilo que sus trazas, y no hay cabello por sutil que sea, que no lo sepan cortar en el aire con sus agudezas".”


VIDEO sobre el libro:
https://youtu.be/MjDcyQPJOr4


No hay comentarios:

Publicar un comentario